enero 31, 2008

CIUDAD DE MINAS


Vagabundeando por las calles de l aciudad
habìa olvidado como es la tierra desde ya hace tiempo
No miraba lo hermosa que es la naturaleza
la simplicidad y magnificencia de todo
la belleza y a la vez la ambiguedad,
lo incierti y el reflejo de lo puro
lo fàcil y lo sencillo de respirar
el vacio y el comienzo de lo prohibido
el destierro tomado de la mano del castigo
sus callejones me traen reminiscencias
de un pasado que probablemente no vivimos
volviendo al inicio de los tiempos
y al principio del camino.

1 comentario:

Stephen Crown dijo...

¿Si te linkeo te molestaria?
digo, ya que entro tan seguido y estamos en la era de la flojera cibernetica, me pregunto si puedo hacer eso para facilitar mi entrada a tu espacio.

Portate muy mal donde quiera que estes, te sigo leyendo... Por ti me gusto esto de jugar con las letras.

Beso o abrazo!